domingo, 4 de diciembre de 2011

Un millón de razones para acabar con el bullyng en la escuela

Libre, libre. Mis ojos seguirán aunque paren mis pies. Estas fueron algunas de las últimas palabras que dejó escritas Jokin Zeberio, de 14 años, antes de suicidarse, tirándose al vacío con su bicicleta, desde lo alto de la muralla de Hondarribia, España, en septiembre de 2004. Jokin venía sufriendo el acoso de sus colegas desde hacía años. Las continuas amenazas, humillaciones, insultos, golpes, palizas, le hicieron sufrir y lo llevaron a la muerte. El hecho hizo sonar la alarma social, política y educativa, y ha generado múltiples debates. Pero, lamentablemente, no frenaron el fenómeno. Los casos de bullying afloran y cada día nos percatamos de que no son recientes ni raros.

 Este vídeo que ha llegado hasta mí a través de twitter me ha traído a la memoria  el caso de Jokin y me ha emocionado profundamente. Los profesores debemos detectar y nunca justificar o restar importancia a esas "cosas de niños".


3 comentarios:

  1. Dicen que este vídeo es es un fake (un fraude). Puede ser que este vídeo sea un Fake, pero muestra el pensamientos de muchos niños y niñas, aunque hay mucho que no llegan a ninguna razón para seguir viviendo. Lo difícil es localizar a esos niños/as y darles ese millón de razones para no hacerlo...

    ResponderEliminar
  2. Puede que sea un fake, pero consigue su objetivo...
    Un saludo Sergio, Inmaculada

    ResponderEliminar